Beyoncé: Escote perfecto en 10 pasos

| por | Clínicas OK! | 0 Comentarios:

¿Te gusta Coldplay? ¿Has visto su último video clip? Está rodado en la India con todo el detalle y el mimo que la banda de Londres pone en sus trabajos.

Se ha estrenado unos días antes de la Superbowl, el gran partido del fútbol americano que paraliza los Estados Unidos y en el que el grupo actúa en directo junto con otros artistas.

Al margen de la música y la ambientación, lo mejor del vídeo llega hacia el minuto y medio, y es la aparición de Beyoncé. La diva tejana aparece espectacular vestida con un sari que se adapta de forma magnífica a su cuerpo, en el que destaca un escote de proporciones perfectas.

La ex Destiny’s Child siempre se ha caracterizado por lucir palmito tanto en sus actuaciones en vivo como en los vídeos y apariciones en todo tipo de eventos propios del famoseo. Es una de las reinas de la alfombra roja, y presume de cuerpazo porque puede y porque le gusta. ¿Quién no lo haría?

Volviendo a su pecho, el escote de Beyoncé es sin duda uno de los más cotizados a nivel internacional. La chica tiene un cuerpazo “de serie”, salta a la vista, pero ¿Qué hace para aparecer tan radiante?

Suele decirse que tras una figura 10 hay horas y horas y horas de trabajo, y a veces algún retoque, claro. Pero la constancia y el cuidado del cuerpo son dos claves en el éxito de las celebrities. Dieta, ejercicio, tratamientos, trucos… ¿Qué se esconde detrás del escote perfecto?

Atenta a estas 10 recomendaciones para lucir escotazo:

  1. Empezamos por un clásico: Hacer ejercicio. ¡Sí! Pero no cualquiera. ¿Te gusta nadar? Pues estás de enhorabuena, porque al pecho le sienta fenomenal. Nos valen todos los estilos, pero los que mejor trabajan la zona pectoral son braza y mariposa. Por el contra, el running, tenis y basket no contribuyen a que el escote se vea perfecto.
  2. Ojo al efecto rebote en el peso. Subir y bajar de peso afecta a todo el cuerpo, pero el pecho es una de las primeras partes que nota esos cambios. Si vives subida en la noria del bajo-cojo y vuelvo a bajar de peso, el rastro de esos vaivenes será visible en tu escote.
  3. Un consejo que vale para todo el cuerpo: la hidratación. La piel seca tiene mal aspecto, es señal de que algo no va bien, y no realza la figura. Por eso es preciso beber al menos un litro y medio de agua al día. Y si con al primer vaso de la mañana le echas unas gotitas de limón, notarás los antioxidantes de esta simpática fruta ¡También en tu pecho!
  4. Otro cuidado imprescindible: Exfoliar. No nos interesan las células muertas en un sitio que se ve tanto. Pero ojo, usa un exfoliante de grano fino. El objetivo es eliminar lo feo, pero no presentarnos con el canalillo enrojecido.
  5. Nunca falla: Cuida tu pecho con los cosméticos que se merece. Hay muchos ojos sobre tus senos a lo largo del día, así que bien se merecen un poquito de crema para aportar tersura y firmeza.
  6. Y como complemento a lo anterior ¿Por qué no te aplicas una mascarilla? Las de cáscaras de limón tienen efectos beneficiosos para nuestro busto.
  7. Ojo con el sol. Ya sabes que la piel se resiente ante una exposición prolongada, no digamos cuando está en todo lo alto o si lo tomamos en la playa o en pleno verano. El bikini y el top less son dos grandes amigos de las mujeres. ¡Y el pareo también! No te despistes si no quieres que parezca que lleves un cangrejo entre pecho y pecho.
  8. Atención chicas, que esta es para nota: No te equivoques con el sujetador… Qué bobada ¿No? ¡Pues no! Más del 70% de las mujeres usa una talla de sostén que no es la suya. No es broma, y lógicamente utilizar un sujetador poco adecuado no va a ayudar en esa carrera por el escote ideal.
  9. ¿Empiezas a creer que no serás capaz de cumplir todos los objetivos de esta lista? Tranquila, viene un refuerzo en tu ayuda. ¿Sabes lo que el maquillaje puede hacer por tu escote? Has oído hablar del contouring? Descubre los secretos del maquillaje aplicado al pecho.
  10. Un último consejo antes de ir a la cama: Procura acostarte (y dormir) boca arriba. Descansar de lado es estupendo, pero el pecho se comprime y se forman arrugas justo en el escote. Antes de los 30 no se aprecian, pero después…

Volvemos de la realidad a la ficción. ¿Has visto cómo se mueve Beyoncé en el vídeo? Es una mujer muy segura de sí misma, entre otras cosas porque su cuerpo le aporta la confianza que necesita para ser una estrella las 24 horas del día los 365 días del año, aunque sea muy cansado.

En resumen, de lo que se trata es de sentirse guapa y de hacer lo que esté en nuestra mano para que nuestro cuerpo se vea como nosotras queremos… Empezando por el escote.

directora-clinicasok

Carmen Sierra
Directora de Clínicas OK!


Déjanos un comentario