Operarse de pecho ¿Cómo tomar la decisión?

| por | Clínicas OK!, Mujer | 1 Comentarios:

Los muros de la Universidad de Salamanca esconden secretos que son auténticas lecciones para la vida, a pesar de tener cientos de años.

En una de sus paredes pueden verse grabadas dos anclas junto a una pareja de delfines con la leyenda: “Festina lente”, que se puede traducir como “Apresúrate despacio”.

 

apresurate-despacio

 

Me gusta esta aparente contradicción, porque resume lo que les aconsejamos a las mujeres que acuden a una cita con el cirujano para valorar una operación de pecho.

La decisión de operarse puede ser relativamente sencilla, pero incluye muchos factores que hay que tener en cuenta. Con frecuencia quienes la toman quieren que todo sea rápido. Están decididas a cambiar su cuerpo y comienzan un proceso que pasa por la búsqueda de información, consulta a su entorno familiar, pedir asesoramiento a expertos, analizar todas las variables y acordar con el equipo médico los detalles.

Una de las claves para acertar y tomar la decisión correcta es comenzar enfocando lo que te preocupa. Necesitas hacerte una serie de preguntas que responder antes de dar cualquier paso:

¿Qué es lo que quieres cambiar?

¿Crees que si lo consigues tu vida, tu relación con los demás y contigo misma será distinta?

¿Existen alternativas para lograr tu objetivo o es necesario pasar por un quirófano?

¿Estás dispuesta a operarte, si esa es la solución?


Son cuestiones íntimas que te aconsejo valorar contigo misma antes de dar el siguiente paso, que es compartir tus inquietudes con las personas de tu confianza, generalmente los padres o las parejas.

Mientras recibes las opiniones de tu entorno es bueno ir buscando información de carácter médico sobre este tipo de intervenciones. Aquí los factores clave son la clínica, el cirujano, los materiales y las técnicas que pueden utilizarse en cada caso.

Es muy posible que alguna amiga que se haya operado te dé recomendaciones basadas en su experiencia. Es una buena idea contar con el apoyo y los consejos de quienes ya han dado ese paso, pero ten claro que cada caso es distinto, y que no valen soluciones estándar en un proceso que tiene que estar absolutamente personalizado en torno a dos factores clave:

check1 Lo que tú quieres.

check1 Lo que el cirujano te aconseje.

Por eso es importante acordar una cita con el equipo médico, en la que debes plantear abiertamente tus deseos y dudas. Lo que buscas, lo que sabes y también lo que ignoras. ¿Te preocupa acertar con el volumen? Ese es el momento de preguntarlo. ¿Has visto que hay varias técnicas para poner implantes? El cirujano es la persona que puede explicarte con conocimiento las diferencias. ¿Te inquieta el postoperatorio? Tienes delante a quienes se van a encargar de ello.

Porque es una decisión compleja, es bueno pedir consejo. Porque es algo muy personal, eres tú la que debes tener la última palabra.

Y porque conviene hacer caso a los sabios, recuerda los delfines y las anclas de lo que te he contado al principio. Y es que hay algo más importante que hacer las cosas deprisa: Hacerlas bien.

directora-clinicasok

Carmen Sierra
Directora de Clínicas OK!


1 Comentario

  1. Cristina
    17 octubre, 2015
    Responder

    Estoy interesada …tener un pecho bonito

Déjanos un comentario