Un pezón, dos morales y tres preguntas

| por | Clínicas OK!, Mujer | 0 Comentarios:

Es posible que hayas visto el lema #Freethenipple (libera el pezón) que recorre las redes sociales desde hace meses. Se trata de una iniciativa a la que se han adherido Rihanna, Scout Willis (hija de Bruce Willis y Demi Moore), Cara Delevingne y Miley Cirus, entre otras, para denunciar la censura de imágenes de mujeres que muestran su pecho desnudo en Internet.

El movimiento ha logrado un gran impulso en los Estados Unidos, un país que es cuna de algunas de las más importantes libertades modernas pero que se estremece cuando, como ocurrió hace unos años en la retransmisión de un evento deportivo, aparece en pantalla un pezón femenino en horario protegido.

La controversia se ha instalado en las redes sociales, pero no solo como lugar de debate, sino por el hecho de que en ellas también se están viviendo situaciones de ese tipo.

Facebook, Instagram y otros espacios de encuentro en Internet son muy estrictos con la publicación de determinados tipos de imágenes.

Sin ir más lejos, Naomi Campbell vio hace poco cómo Instagram eliminaba fotografías de su cuenta en las que aparecía con el pecho desnudo. ¿Por qué? La explicación está en las normas de uso de esa red social:freethenipple-facebook

No está permitido subir fotografías que puedan contener violencia, desnudo, desnudo parcial, discriminación, actos ilegales o infractores, con actitud de odio, pornográficos o sexualmente subjetivos a través de nuestro servicio”.nuria-roca1

Sin irnos tan lejos, la presentadora Nuria Roca subió en septiembre a esa misma red una imagen de su sombra en la que se apreciaba el contorno de uno de sus pechos, incluyendo el pezón. Unas horas después desapareció por el mismo motivo, pero a la vista de las protestas la empresa rectificó y devolvió la fotografía al muro de la valenciana.

¿Quién lo entiende?

Vivimos envueltos en una doble moral que favorece este tipo de situaciones. La imagen de un pecho desnudo puede ser motivo de la censura de un video musical, pero si pezones y areolas aparecen tapados ya pueden los protagonistas del clip adoptar todo tipo de posturas y actitudes sensuales, por decir algo, que puede emitirse sin problemas.

Si carecemos de un consenso respecto a qué es pornografía y qué no, a cuándo una imagen se presenta como una expresión artística o una provocación de carácter sexual, las polémicas de este tipo seguirán sucediéndose. Y también las respuestas de muchas mujeres y hombres que quieren terminar con situaciones absurdas, o directamente injustas y desproporcionadas, como la eliminación de fotos de madres dando de mamar a bebés, que han sido sistemáticamente borradas de Facebook por sus administradores hasta hace un año. O la censura a fotografías artísticas con desnudos que siguen produciéndose a día de hoy en esa misma red social.

Como suele ocurrir cuando aparece la censura, el ingenio está permitiendo burlar este tipo de situaciones. Así, miles de mujeres están subiendo a Facebook fotografías en las que aparecen sin ropa de cintura para arriba pero con un pecho de hombre superpuesto al suyo, evitando así que los administradores las borren y poniéndoles en evidencia.

maria-jose-freethenipple

Imagen de: María José Nuñez para Girl Power

aida-freethenipple

Imagen de: Aida Marley para Girl Power

Aparece un pezón en pantalla, quienes gestionan las redes sociales activan la doble moral para evitar que alguien pueda verlo y a mí me surgen tres preguntas con las que termino:

– ¿Por qué se considera adecuada para su publicación la imagen del pecho desnudo de un hombre, pero se persigue la de una mujer en la misma actitud?

– ¿Quién y cómo debe determinar el tipo de imágenes que pueden resultar molestas u obscenas en espacios de intercambio de información como las redes sociales?

– ¿Cuándo seremos capaces de ver el pecho de una mujer como un elemento más de nuestra anatomía, tan natural como las piernas o los hombros, y acabaremos con estas situaciones que suponen una clara discriminación de sexo?

directora-clinicasok

Carmen Sierra
Directora de Clínicas OK!


Déjanos un comentario