M-mujer-elegante

Post EMBARAZO

Sabemos que para muchas mujeres, tener un bebé es la experiencia más maravillosa de su vida. Sin embargo, en algunos casos, el embarazo determina cambios en su aspecto físico que pueden acarrear problemas de autoestima, es por eso que la cirugía de Mastopexia viene a ser una solución para estas madres.

Después del embarazo, la recuperación del cuerpo puede ser lenta. Al terminar de dar el pecho, muchas de ellas se plantean la posibilidad de recuperar el aspecto original de sus senos, que habitualmente aumentan de tamaño, ganando una o dos tallas, descuelgan y pierden su perfil anterior.

En ocasiones también aparecen estrías provocadas por la rotura de la dermis. Aquí la cirugía de Mastopexia también ayuda y dependiendo de cada caso, la colocación de implantes es una opción adicional, ya que estas ayudan a estirar nuevamente el pecho. En otro casos extremos, cabe la posibilidad de combinar un lifting con implantes y elevación de los senos.

Hay muchas posibilidades quirúrgicas para este tipo de situaciones y ponerse en manos de profesionales que ofrecen su experiencia y capacidades para resolver estos problemas es clave. El sueño de las madres que quieren tener de nuevo un pecho bonito y saludable después de la lactancia es el reto y la promesa de Clínicas OK!.